Entrevista en Solobasket a Eduardo Clavero.

Eduardo Clavero: “Cuando jugabas contra Chichi Creus aprendías a jugar al baloncesto”

 

  • “Ahora los jugadores hacen más cosas que antes. Antes era todo mucho más definido”
  • “Tendría que haber mucho más retorno para las personas que invierten en las competiciones FEB”

Perteneciente a esa clase de jugadores irrepetible que eran la perfecta extensión del entrenador en la cancha, Eduardo Clavero Soravilla era tan bueno que podía cambiar el signo de un partido con su visión de juego, asistiendo y anotando con facilidad con sus bandejas y lanzamiento exterior. Era un gran tirador que, aunque nunca llegó a la selección absoluta, brindó grandes actuaciones repletas de calidad con la camiseta de Oximesa Granada, Pamesa Valencia, Puleva Granada, Juver Murcia, o ya en su etapa final con el Tecnur CABA de Albacete o el Espolón Burgos en el que se retiró como jugador en la temporada 95/96. De su pasado como jugador llegamos a su etapa como entrenador, donde entrenó en ligas LEB y actualmente continúa impartiendo sus enseñanzas a los chavales de Basket Denia.

 

 

¿Quién es Eduardo Clavero jugador para Eduardo Clavero entrenador?

Habría que enmarcarlo todo en la época en que se jugaba. Unos años en los que el físico no era algo tan importante como lo es ahora. En aquel tiempo pude hacerme un hueco. En mis comienzos penetraba muy bien a canasta, sin embargo, con el tiempo me fui haciendo más tirador. Si no recuerdo mal, cuando llegué a ACB fui el segundo jugador al que más tapones le pusieron y tuve que evolucionar y ampliar mi rango de tiro para poder consolidarme en la liga.

¿Qué cambiarías de tu vida si pudieras echar marcha atrás?

El pasado es un gran maestro y hay que aprender de él y en ello estamos. En un momento determinado coincidieron varias cosas: la crisis, rechazas alguna oferta y te encuentras fuera de la rueda de mercado y coincide también con un accidente que tuvo mi mujer y que me hizo reestructurar mis prioridades. Esos momentos fueron duros y si implicó el tener menos opciones pues lo acepto. Y si ahora pueden surgir otras opciones, adelante con ellas y estaré más preparado porque la vida nos ha forjado más.

¿Qué ha cambiado del baloncesto de los 80 y 90 al de hoy? ¿Cómo ves el baloncesto actual?

Creo que hay posiciones distintas. Antes se solía jugar con dos pívots interiores y ahora es totalmente distinto. Se ha evolucionado a jugar con cuatro abiertos, e incluso con un cinco que también tenga potencial de abrirse a tirar. Ahora los jugadores hacen más cosas que antes. Antes era todo mucho más definido. El juego ahora es más dinámico, más continuo.

 

Plantilla del Pamesa Valencia 89-90

¿Tú que has conocido como jugador y entrenador las diferentes competiciones ACB, LEB, EBA… ¿Qué opinas de la estructuración de las competiciones y el nivel de las diferentes ligas?

Pienso que habría que verlo de una forma global, pero es muy mejorable el modelo. Las competiciones FEB tienen mucha tarea por delante y tendría que haber mucho más retorno para las personas que invierten en ellas. Se necesita estabilidad y continuidad en las ligas para que los jugadores y los entrenadores vayan creciendo.

Especialmente háblanos de la LEB Plata y la LEB Oro. Dos competiciones que conoces muy bien por tu experiencia como entrenador. 

Estas competiciones están bien en muchos sentidos, pero son muy mejorables en estructura y en difusión. Por ejemplo, la LEB Plata tiene que intentar profesionalizarse y dar un salto. No tiene nada que ver la LEB Oro o LEB Plata actual con la que se jugaba hace diez años. En aquella época había jugadores que transitaban hacia ACB (Báez, Oleson…), ahora es más difícil encontrar estos perfiles que antes eran más comunes.

De LEB Plata ¿qué equipos destacas por importancia o por el baloncesto que desarrollan?

Hay equipos como Granada o Alicante, que son clubes para los que la LEB Plata debería ser un tránsito hacia empresas mayores. Hay equipos a los que los resultados no les acompañan pero juegan bien. Martorell, por ejemplo, he podido verle y no juega un mal baloncesto. Hay equipos bien construidos como Murcia o Albacete. La Roda también ha entrado con mucha firmeza a pesar de ser recién ascendido. La LEB Plata es una liga muy abierta y donde no es fácil estar arriba.

¿Cómo ha sido tu trayectoria como entrenador?

Empecé de la mano de Moncho Monsalve como su ayudante en Archena. Pasé por Cáceres, Askatuak, Córdoba hasta llegar a Calpe, donde tuvimos un par de buenas temporadas, logramos ascender a LEB Oro. Luego estuve en Ourense en LEB Plata.

¿Te verías nuevamente entrenado a algún equipo de estas LEB?

Sí. No tendría ningún problema. Estaría en encantado de poder volver a entrenar en estas categorías.

¿Cómo ves el presente y el futuro del baloncesto español?

Aquella selección que lograba la Plata en Los Ángeles 84 fue el despertar del baloncesto. Todos estos años han sido años de baloncesto brillante donde los jugadores han sido más que un equipo y sus valores iban más allá de lo que sucedía en la cancha. En el futuro será difícil mantener el nivel altísimo de la pasada década pero creo que no se bajarán muchos peldaños.

¿Cómo has visto la reacción de la selección española que ha afrontado estos partidos marcados por las Ventanas FIBA?

Han jugado con mucha frescura y ha aportado también algo renovado que ha dejado buenas sensaciones. Se ha visto que hay otros jugadores que no han tenido cabida en convocatorias anteriores pero que han dado ejemplo por su disposición, por su actitud y también por su calidad.

 

Eduardo Clavero

Háblanos de tu labor como coach en Denia. ¿Te sientes feliz enseñando a los chavales baloncesto?

Estoy muy contento. Se están portando muy bien conmigo en todo este tiempo. Tanto club, padres, jugadores, en especial Manolo Viciano, que es el responsable deportivo del club y que lleva haciendo un fenomenal trabajo ya hace diez años.

Haznos una comparativa entre el modesto Pamesa de tu época y el triunfal Valencia Basket de hoy

No se pueden comparar. Valencia Basket es hoy en día un club destacado a nivel europeo y su plantilla es de primerísimo nivel, lejos de aquel Pamesa de hace casi 20 años.

¿Qué recuerdas de los cracks con y contra los que jugaste? ¿Alguna anécdota con jugadores destacados?

Recuerdo cuando jugábamos contra el Barcelona que era un equipo que estaba muchos niveles por encima de tu equipo. Cuando teníamos que enfrentarnos a Epi o Sibilio, los compañeros nos mirábamos como para evitar tener que ser el que tenía que marcarlo pensando lo complicado que era. También recuerdo que me encantaba jugar contra Chichi Creus. Cuando jugabas contra él te enseñaba a jugar. Tenía una lectura del juego que sorprendía y siempre tomaba la decisión correcta. Era un ejemplo.

¿Quiénes han sido los mejores tiradores a los que te enfrentaste?

El que mejor tiraba era Epi. Era muy alto para la época y era un jugador muy difícil de defender. Como americano recuerdo a Mark Simpson, un alero alto que jugó en el Real Madrid y en Cajabilbao.

Clavero, defendido por Mark Davis

Siempre fuiste un gran tirador y cómo tal ¿qué opinas de la pérdida del tiro a media distancia a tabla o el abuso del tiro de 3 o el 4 abierto por encima de 4 posteador?

Creo que el tiro a tabla se usaba más antes porque no había un juego tan frontal como hay ahora. También creo que los tiros a media distancia se van a acabar por ir recuperando porque las defensas no permiten las bandejas y creo que los jugadores acabarán evolucionando hacia volver a aprovechar esos tiros a 3-4 metros. Al final son los jugadores los que descubren las cosas. El baloncesto no están en los libros, está en el campo y son los jugadores los que buscan las soluciones y evolucionan el juego.

¿Cual son tus objetivos como entrenador a corto plazo? ¿Tienes la maleta preparada ante una posible oferta?

Un entrenador siempre la tiene preparada y siempre necesita esa vidilla del banquillo a nivel más profesional.

¿Si volvieras a nacer volverías a ser jugador de baloncesto?

Sin duda alguna. Intentaría ser mejor, eso sí. Estoy agradecido al baloncesto.

Entrevista Solobasket